F. Mendelssohn – Cuarteto de cuerda nº6, Op.80 en fa menor

Grabación realizada en el Archivo Histórico Nacional

¿Quieres ver más?

Suscribete a AppogeoTV y disfruta de todos los conciertos. Appogeo TV es la nueva plataforma on line sobre la música clásica y las artes

Emociónate y vive la música clásica.

¿Ya eres suscriptor?

Si ya eres usuario y dispones de una suscripción activa inicia sesión para disfrutar de este concierto.

Interpretes

Cuarteto Excelentia

Programa

1. Allegro vivace assai
2. Allegro assai
3. Adagio
4. Finale: Allegro molto

Grabación realizada en el Archivo Histórico Nacional

 

Felix Mendelssohn fue un compositor muy popular en el siglo XIX, autor de un riquísimo catálogo  de obras a pesar de la brevedad de su vida. Pese a lo extraordinario de su música, no obstante no ocupa el lugar que le corresponde ya que   hoy apenas sobreviven en el repertorio un par de sinfonías, el célebre Concierto en Mi menor para violín, alguna de sus oberturas y muy pocas obras para piano. Su música de cámara, en la que logra algunas de sus obras más perfectas, apenas se escucha. Su perfección en la música tiene su explicación ya que «todo aquello que deba hacerse, es, preciso hacerlo bien» solía decir  Félix Mendelssohn-Bartholdy (1809-1847) que deja bien claro las aspiraciones de aquel gran hombre.

Aunque Mendelssohn tuvo una facilidad asombrosa para componer – dejó una producción inmensa en pocos años de vida – el sentido crítico, la cultura y el buen gusto que poseía, no dejaron de operar sobre su obra, perfeccionada incansablemente hasta el fin de sus días.

 

Así, en sus cuartetos de cuerda, hay   quienes aprecian a Mendelssohn como el único romántico que respeta la concepción clásica de la música de cámara – elegancia, sobriedad expresiva, intimismo. Sin embargo también hay  aquellos que sitúan su producción como un hito o intento en solitario de dar continuidad a los últimos hallazgos de Beethoven. Para los primeros, Mendelssohn es un feliz continuador de Haydn, Mozart y Schubert. Para los segundos, su obra de cámara representa la única aportación digna de ser tenida en cuenta entre esas cimas que son Beethoven y Béla Bartók.

En el video que presentamos podrá disfrutar de el cuarteto de cuerdas nº6, Op.80 en fa menor que fue compuesto en 1847. Fue la última gran pieza que completó antes de morir dos meses después, el 4 de noviembre de 1847. Compuso la pieza como un homenaje a su hermana Fanny, que había muerto el 17 de mayo de ese año y le puso el título «Requiem» por Fanny. El manuscrito original se encuentra en la Biblioteca Jagiellońska de Cracovia, Polonia