P.I.Tchaikovsky – Cuarteto de cuerda núm 1 en Re mayor Op.11

¿Quieres ver más?

Suscribete a AppogeoTV y disfruta de todos los conciertos. Appogeo TV es la nueva plataforma on line sobre la música clásica y las artes

Emociónate y vive la música clásica.

¿Ya eres suscriptor?

Si ya eres usuario y dispones de una suscripción activa inicia sesión para disfrutar de este concierto.

Interpretes

Quinteto Excelentia

Programa

  1. Moderato e semplice
  2. Andante cantabile
  3. Scherzo . Allegro non tanto e con fuoco – Trío
  4. Final. Allegro giusto – Allegro vivace

«Sorprendentemente, el Cuarteto fue escrito sobre la marcha sólo semanas antes del concierto.»

La música de Tchaikovsky, a pesar de ser reflejo espontáneo de su propio yo, casi siempre dolorido y atormentado, es inequívocamente rusa. Así lo supo ver Stravinsky, uno de sus más ilustres admiradores, cuando escribió a Diaghilev:

 

“La música de Tchaikovsky no suena como específicamente rusa para todos. Pero en el fondo es con frecuencia más rusa que esa música a la que se ha colgado desde hace tiempo la etiqueta de pintoresquismo moscovita.”

 

La música de cámara fue sólo una pequeña parte de la producción total de Tchaikovsky: tres cuartetos de cuerda, un piano trío, un sexteto de cuerda, y tres piezas para violín y piano. En su mayoría, estas obras pequeñas son simplemente una destilación de la emotividad desenfrenada de sus obras más grandes, pero el Primer Cuarteto de Cuerdas en Re Mayor, Op. 11, es totalmente diferente. En él Tchaikovsky nos da un libro de texto de la escritura del cuarteto de cuerda clásico: tenso, noble y de buen gusto.

 

El día en que el Cuarteto, Op. 11, se presentó en Moscú, hizo su aparición en la sala el gran escritor Ivan Turgueniev y la popularidad del novelista predispuso al público favorablemente hacia el joven autor. El éxito fue muy grande y gracias al segundo movimiento, pronto sería famoso Tchaikovsky en Rusia y fuera de ella.

 

En 1871, enseñando en el Conservatorio de Moscú y quedándose sin dinero, Tchaikovsky decidió, a instancias de su amigo Nikolay Rubinstein (hermano del antiguo profesor de Tchaikovky, Anton, y fundador del Conservatorio de Moscú), presentar un concierto de su propia música de cámara (la música de cámara es más barata de presentar que una orquesta completa). Sorprendentemente, el Cuarteto fue escrito sobre la marcha sólo semanas antes del concierto.

 

El segundo movimiento toma su primer tema de una canción folclórica ucraniana, «Vanya sáb. en el sofá», sobre un campesino embriagado y soñando despierto con su amor. El movimiento fue un éxito inmediato y desde entonces se ha convertido en uno de los favoritos sentimentales y románticos de la música. Seis años después, Tchaikovsky escribió en su diario tras una actuación del Cuarteto en el Conservatorio de Moscú: «Nunca en mi vida me he sentido tan halagado y orgulloso de mi capacidad creativa como cuando León Tolstoi, sentado a mi lado, oyó mi andante con lágrimas recorriendo sus mejillas.» Y en 1888, en una reseña de un programa todo Chaikovsky en el Lisztverein de Leipzig, la Neue Zeitschrift fur Musik llamó al andante «un lirio dormido en el valle».